¿Cómo digitalizar la relación comercial con mis clientes?


La palabra “Venta” siempre vendrá acompañada de un catálogo específico para el ofrecimiento de sus productos, ahora ¿es necesario tener un vendedor presente en cualquier tipo de venta?, muchos de estos interrogantes se presentan al momento de fidelizar una marca, pero siempre vamos a tener la presencia de un vendedor ya sea directo o indirecto o simplemente a través de un bot. No necesariamente debe existir una venta directa, esta puede ser suministrada digitalmente, o crear una alianza que convenga las dos partes en cuanto a la exhibición del producto y la ejecución misma. Ahora bien nuestras alianzas creadas actualmente mantienen su fidelidad premiando a sus tenderos a través de ejecuciones impecables que permiten que el producto se venda a través de nuestro tendero encargado.

Pero esto cómo se está logrando actualmente. El afianzamiento y el relacionamiento comercial no tiene que ser directo, siempre hay un intermediario, una premiación, un incentivo y una meta por cumplir ya sea quincenal o mensualmente de acuerdo al convenio con los clientes. El objetivo del tendero, de la distribuidora o de la plaza mayorista, es incluir dentro de sus productos las marcas que son relevantes para la venta. Aquellos que son de mayor venta, los que son recordados fácilmente por una publicidad o una mención realizada, los que no recuerdan pero fueron usados alguna vez y les generó confianza, los productos nuevos y que tienen algún descuento. Estas menciones son importantes para el comprador final, si cumple con todas las condiciones y las necesidades que se tienen al momento de la adquisición de un producto.

Los canales digitales no cuentan con un vendedor presencial sólo el contacto con la persona que hace el domicilio, pero al momento de la compra a través de estos medios, siempre existirá un asesor quien se encargará de la actualización de los datos de domicilio, si se tienen preguntas en cuanto al pago, la entrega y si existen devoluciones. Igualmente existen otro tipo de ayudas que son visuales para la guía de la compra del producto, no quiere decir que exista el vendedor presencial, solo que estas ayudas ya es un alivio para el comprador tener este tipo de guías. Estas ayudas se pueden encontrar como bonos de descuento, la descripción del producto, en cuanto a ropa (tallas, disponibilidad de stock), para electrodomésticos las características y capacidad de los productos, así mismo los cuidados), para tecnología es importante la descripción en su totalidad, como memoria disponible, marca, capacidad de almacenamiento, medidas, peso y sistema operativo.

Actualmente en algunas ciudades el contacto directo es importante al momento de una venta, el ofrecimiento de los productos, la innovación, los descuentos, que exhibiciones vemos si son o no atractivas visualmente. Ahora nos preguntamos si es necesario el vendedor en dichos establecimientos y dentro de esta indagación nos encontramos que puede ser importante para algunos casos, ya que el vendedor genera la visibilidad en las marcas, incluso la codificación de sus productos ya que normalmente el tendero sólo adquiere los productos que son de mayor rotación.

La importancia para nuestros programas de fidelización es resaltar el desempeño de nuestros tenderos a través de la venta de sus productos, demostrando que cualquier marca es importante, solo el hecho de pensar que se tendrá alguna clase de recompensa, como premios (electrodomésticos, bonos..etc) que son de gran ayuda y es un detonante para mantener vivas las marcas.

El incentivo mayor para Glüky es mantener el contacto directo con nuestros clientes y buscar la manera de ofrecer nuevas herramientas para tener un mayor alcance en la fidelización comercial, motivando a renovar el contacto con los canales actuales sin perder esa estabilización y contacto con ninguno de ellos.